Spotify cambia el juego para los creadores de contenido

Conseguir ganar dinero tanto por suscripciones como por creadores de contenido. Esa es la nueva vía de negocio que plantea Spotify, una empresa que no ha conseguido ser rentable hasta el año pasado.

Ahora, con sus cuentas afianzádose, y mientras mantiene sus disputas con Apple por sus encontronazos sobre la AppStore, Spotify ha iniciado una nueva senda hacia otros posibles beneficios.

Del podcast al patrocinio

El primero, la apuesta por el podcast, mercado en el que ha invertido más de 1.000 millones de dólares entre el fichaje de podcasters de relevancia como Joe Rogan y la compra de star-ups dedicadas a ellos como Anchor.

El segundo, y más novedoso por conseguir una especie de puerta giratoria en el modelo de suscripción, plantear la posibilidad de cobrar a sus creadores de contenidos -por ahora músicos, pero se espera que pronto también podcasters- por promocionar sus contenidos.

Según anunció Spotify a principios de este mes, el sistema se basa en una nueva prueba para todos los artistas y sellos en la plataforma donde pueden decidir promocionar cualquier canción concreta que quiere que gane oyentes ‘vitaminando’ su aparición en las recomendaciones que de forma normal ya sirve su algoritmo. Por supuesto, esto puede aplicarse a cualquier canción, incluidas los temas que podrían ser nuevos lanzamiento o que los artistas quieran dar un impulso promocional adicional.

Pero lo novedoso de este sistema es que no se produce con pagos directos por parte de los artistas. A cambio de este impulso promocional adicional, Spotify dice que pagará a los artistas una “tasa de regalías de grabación promocional” más baja cada vez que se reproduzcan canciones durante esos periodos de promoción.

Es decir, que un artista que se interese por esta opción verá cómo sus ingresos por escuchas se reducen en función de su promoción. Spotify no ha concretado sí, en el caso de que sea un artista nuevo, que no recibe ingresos, pueda generar una deuda a favor de la plataforma. Sobre estas incógnitas, la plataforma sueca solo ha dicho que esta función sigue en pruebas, y que la empresa “calibraría su funcionamiento para asegurarnos de que el grupo más amplio de artistas y sellos pueda tener éxito al usarla”.

El otro modelo por el que parece que se está inclinando es crear una nueva susripción dedicada solo a podcast premium, algo similar a lo que hacen Audible, Podimo o Ivoox.

El servicio ha salido a la luz en una encuesta enviada a través de la aplicación de Spotify, de la que informó en un primer momento Variety.

La encuesta describe al menos cuatro posibles planes de podcasts premium, que van desde los 3 a 8 dólares al mes. El plan más barato incluiría “acceso a entrevistas y episodios exclusivos”, pero aún incluiría anuncios. El plan más caro incluiría acceso a “contenido original de alta calidad”, acceso temprano a algunos episodios y sin anuncios insertados en la plataforma. Ninguno de estos planes incluiría acceso a la suscripción de música premium de Spotify, que quedaría desligada.

Fuente: Hipertextual