faisal calderon

Imposible perder tus llaves con este nuevo dispositivo

Ponemos a prueba la Samsung Galaxy SmartTag, un localizador similar a los productos de Tile que promete ayudarnos a encontrar objetos perdidos de una forma más sencilla.

La familia Galaxy S21 ha llegado a Europa acompañada de un interesante accesorio: la Galaxy SmartTag. Se trata de un pequeño llavero que promete ayudarnos a ubicar ciertos objetos en caso de perderlos. O lo que es lo mismo: es la alternativa de Samsung a los productos de Tile, que lleva varios años en este mercado.

La Galaxy SmartTag se vende en dos versiones diferentes: con la tecnología UWB, o sin ella. A España, por el momento, ha llegado únicamente la que prescinde de dicha conectividad. Es la más básica, pero también la más económica: cuesta unos 40 euros en la tienda oficial de la marca.

La idea de Samsung con este accesorio es que lo pongamos con las llaves, en una maleta o en cualquier otro objeto que sea susceptible de perderse. Mediante la tecnología Bluetooth LE, podremos saber cómo de cerca estamos de la SmartTag –un indicador en la app nos dice si nos estamos acercando o alejando– e incluso hacer que emita un sonido para encontrarla más fácilmente. De esta forma, si pierdes las llaves en casa, puedes encontrarlas en cuestión de minutos.

Hasta aquí, todo en orden. La Galaxy SmartTag cumple exactamente con lo que Samsung promete. Es un producto sencillo que ocupa poco espacio, tiene un rango aproximado de 120 metros y promete una autonomía de, aproximadamente, un año. Pero, ¿qué ocurre si pierdes las llaves en la calle? En ese caso, la Galaxy SmartTag ofrece dos funciones que pueden ser de ayuda:

  • En primer lugar, podrás ver cuándo fue la última vez que tu móvil estuvo conectado vía Bluetooth a la SmartTag. Es una especie de historial que te permite dar marcha atrás en el tiempo e identificar en qué lugares ha estado contigo o a qué hora se cayeron del bolsillo.
  • La otra forma es mediante SmartThings Find. Esta aplicación, presentada por Samsung a finales de 2020, aprovecha la extensa red de dispositivos Galaxy para ubicar otros productos Galaxy que se hayan perdido. La forma en la que funciona es sencilla: si olvidas las llaves en una cafetería, pero, poco después, una persona con un smartphone Galaxy pasa cerca, la etiqueta se comunicará con dicho móvil, que enviará una señal al servidor de Samsung notificando que ha encontrado la etiqueta, así como su ubicación. El proceso, en todo momento, es anónimo. El propietario del dispositivo Galaxy que actúa como intermediario en ningún momento tiene constancia de que su móvil está enviando la información a un servidor de Samsung. Tampoco puede obtener detalles sobre el propietario del objeto perdido.

Fuente: Hipertextual