Esta es la escena más cara en la historia del cine

Pocas áreas de la industria del entretenimiento requieren más dinero que el cine; al menos el cine más comercial, repleto de espectacularidad, efectos especiales, explosiones, y múltiples recursos técnicos para dar con una puesta en escena convincente y que responda al sentido narrativo del film y el director. En ese sentido, cada cierto tiempo aparece una escena que parece escalar hasta lo más alto de la lista de las secuencias más caras en la historia del cine. 

En este registro influyen muchos aspectos, desde la elección de los actores hasta los recursos utilizados durante la filmación. Dentro de los rumores más recientes, se especula con que Los Vengadores: Endgame (Anthony y Joe Russo, 2019) ofreció una de las escenas más caras del cine cuando filmaron el funeral de Tony Stark. Aunque no está revelada una cifra específica, la sospecha tiene que ver con la cantidad de actores integrados en vez de, por ejemplo, los efectos especiales.

Otras escenas, como el ataque de los japoneses a Pearl Harbor en la película homónima (Michael Bay, 2001), destacan dentro del registro de las escenas más caras del cine debido a la cantidad de recursos y efectos especiales utilizados para poder dimensionar todo aquello. Sin embargo, aunque esa escena costó más de cinco millones de dólares, sigue estando lejos del momento que comanda la lista de escenas más caras de la historia del cine.

La escena más cara en la historia del cine

Cuando se revisan este tipo listados, se adecúan distintos montos. Cien dólares no representan lo mismo en la actualidad que hace cincuenta años, por ejemplo. Por tanto, se trata de dimensionar para aproximarse a un cálculo adecuado al momento. Con base en un trabajo de Screen Rant, la escena más cara en la historia del cine se filmó hace más de cincuenta años.

Se trata de la adaptación de la novela La guerra y la paz (King Vidor), estrenada en 1956. De acuerdo con Screen Rant, el presupuesto estimado de la película, para ese momento, fue de 100 millones de dólares. Si ese monto se lleva a cifras actuales, se trataría de una película superior a los 700 millones de dólares invertidos en producción.

Una parte importante de ese presupuesto fue destinado a la creación de La Batalla de Borodino. Este fue un acontecimiento que se produjo el 7 de septiembre de 1812. Dentro de la historia, este enfrentamiento es considerado como uno de los más sangrientos de las guerras napolitanas. En la adaptación cinematográfica, se calcula que participaron más de 100.000 extras. Hay que recordar un detalle no menor: el CGI, para aquel momento, no era una opción. Por tanto, se requería de la movilización de maquinaria, personal, escenografía, y un sinfín de detalles. 

La escena, dentro del film, dura más de una hora y, según estimaciones con base en el monto total adecuado a cifras actuales, podría haber costado 100 millones de dólares. 

Pero hay más…

Dentro de las producciones más recientes, destacan tres escenas caras del cine contemporáneo:

  • La escena de los cientos de Agentes Smith en The Matrix Reloaded (Lana Wachowski y Lilly Wachowski, 2003). Se estima que el costo total de escena está entre los 30 y los 40 millones de dólares. Para hacerla, fue necesario crear una tecnología particular, apoyada en CGI, y así recrear un combate en el que Neo enfrenta a una enorme cantidad de adversarios. 
  • La persecución en Roma durante 007: Spectre (Sam Mendes, 2015) es otra de esas escenas caras en el cine. Se estima que su costo total ronda los 15 millones de dólares. La película, nada más en autos que luego terminaron destruidos, invirtió 32 millones de dólares.
  • Parte de la película Transformers: El último caballero (Michael Bay, 2017) se filmó en Arizona en un depósito de coches. Se estima, de acuerdo con información de Screen Rant, que tardó 10 días en hacerse. Muchas explosiones, CGI y un total estimado en 15 millones de dólares.