Conoce lo nuevo de instagram en julio

Es muy fácil esconderse detrás de un nombre de usuario en las redes sociales, y eso posibilita que muchas personas publiquen cosas que (normalmente) no se atreverían a decir cuando las tienes delante.

No es ninguna novedad que la mayoría de las plataformas tienen problemas con los trolls y sus actitudes de acoso, e Instagram acaba de presentar una serie de herramientas con las que intentarán reducir este tipo de comportamientos.

La entrada en el blog de la compañía viene firmada por el propio Adam Mosseri, CEO de Instagram, quien asegura que “su misión es conectarte con las personas y las cosas que amas”. Declara que “eso solo funciona si la gente se siente cómoda expresándose en Instagram”.

Fomentar las interacciones positivas”

Curiosamente, en lugar de bloquear a aquellos usuarios que se dediquen a ofender a otros, Mosseri ha presentado una funcionalidad que se encargará (mediante una IA) de preguntarles si quieren publicar ese tipo de comentarios antes de hacerlo.

“Esta intervención da a las personas la oportunidad de reflexionar y deshacer su comentario, evitando que el destinatario reciba la notificación con un comentario dañino”.

Al parecer, Instagram intenta prevenir en lugar de censurar, detectando comentarios “dañinos” e intentando que no lleguen a publicarse. Tendremos que esperar para saber si un simple “¿estás seguro de que quieres publicar esto?”es suficiente para hacer cambiar de opinión a ciertas personas.

Un punto importante es que no han explicado en qué idiomas estará disponible esta herramienta (que, de momento, parece solo funcionar en inglés). Además, tampoco han explicado si han implementado métodos para detectar trucos (como utilizar símbolos) con los que se podría burlar a esta inteligencia artificial.

La segunda herramienta que han presentado se llama “Restrict” (restringir), con la que podrás limitar la interacción de un usuario contigo. Si decides “restringir” a una persona, éste podrá seguir publicando comentarios en tus publicaciones, pero no serán visibles para nadie más que para sí mismo.

Instagram asegura que muchos usuarios (especialmente los jóvenes o los que viven cerca de estos “intimidadores”) no se atreven a bloquear por miedo a que se agrave la situación. Si has restringido a un usuario, no podrá ver si estás activo o si has leído sus mensajes privados.